Programas

Tratamiento por Objetivos

Si bien el sistema terapéutico es un continuo que posee un principio y un final, a lo largo del mismo se delimitan fases que se diferencian unas de otras según objetivos y responsabilidades de cada residente.

A medida que el residente va progresando en el tratamiento, va transitando las diferentes fases que lo componen, cada cambio de fase actúa como incentivo y confirmación tanto para el residente como para su familia.

Admisión: Se trabaja en la adquisición de las normas terapéuticas, en esta etapa se busca generar conciencia de enfermedad y motivación para iniciar un tratamiento. Se busca desde el inicio del tratamiento que el residente pueda sostener el ir acumulando días sin consumir.

  • Fase A: Compromiso e introyección de las normas. Arraigo a la Institución. Organización socio familiar.
  • Fase B: Iniciar o sostener actividad laboral o educativa. Planteamiento de nuevos objetivos. Organización familiar
  • Fase C: Seguimiento de la Normalización familiar. Desprendimiento Institucional