Testimonios

Testimonio – Lisandro

Entre un 25 de septiembre de 2012, en la modalidad internación,
con 4 días limpios, no entendiendo nada de lo que hacía ahí, sin
sentir, mal con mi mujer, no dándole importancia a mi hijo, no
siendo hijo, ni hermano, siendo mentiroso y dejando muchos
quilombos afuera, solo pensaba que iba hacer un tiempo el dejar de
consumir y después volvía de vuelta a lo mismo que ya conocía.
Entre visitas de fin de semana, charlas con compañeros, mate de
por medio, abrazos, grupos, confronto, medidas de aprendizaje,
sumando días limpios, iba agarrando otro gustito, obviamente con
muchas cosas nuevas, que no conocía, como por ejemplo, el
sentarme a jugar con mi hijo de 2 años y medio, el sentarme a
tomar un mate y hablar con mi mujer, charlar con mi Papa,
empezar a salir al afuera de apoco, se iba complicando ya que no
podía manejarme como me pedían, no respetando mi programa, no
poniéndome limites, mintiendo. Al año de mi tratamiento, quedo
internado nuevamente, por varias transgresiones que me había
mandado, estaba en riesgo, y por cuidado la Fundación me dice que
me interne, esa internación fue un cambio en mi tratamiento ,
empecé a entender, y a pararme de otro lado en la casa,
confrontar, tener autoridad moral para hacerlo y ahí poder hablar
de lo que más costaba y de lo que más me dolía, que era mi
historia, a los 12 años había perdido a mi mama, lo cual afecto
mucho eso en mí y en mi familia, mucho dolor que nunca pude
ponerlo en palabras, ni hablarlo con mi papa ni hermano, hasta me
di cuenta ahí todo el tiempo que estuve frezado , casi 16 años sin
hablar de lo que yo había sentido en ese momento. Y ahí fue donde
pude empezar armar y cerrar esa historia, ya que había muchas
cosas que yo no sabía. Comencé hablar con toda mi familia a juntar
información a conectarme y a poder sentirlo y a no estar enojado, a

compartirlo en asamblea de los viernes y en mi grupo que fue quien
me ayudo a trabajarlo, comencé a confiar.
Puedo describir muchas situaciones de las que pase estando mal,
puedo describir muchas situaciones de las que pase entando bien,
lo que más quiero describir, es cuando uno entra a la Funda, no
habla de consumo, sino de lo que duele, de lo que cuesta afrontar
todas las situaciones diarias donde uno va pasando estando limpio,
se va registrando y las va trabajando, desde hablar con un
compañero , llevarse bien en la convivencia, caminar por la calle,
conseguir un trabajo, estudiar, hablar con su familia, tener amigos,
irse de vacaciones, buscar algo que nos guste, frustraciones que
uno va pasando en el tratamiento, dolores que uno va pasando en
el tratamiento, enojos, alegrías, logros, etc.
También logre tener hoy 2239 días limpios.
Comparto una frase que me guía: UN GUERRERO TOMA TODO
COMO UN DESAFIO