Novedades

Apertura del Homenaje y Graduación.

Buenos días a todos

Hoy es un día de una inmensa alegría. Estamos acá, en esta sala , graduando 6 residentes, 6 personas que recuperan sus vidas, sus afectos, sus deseos, sus sueños.

Hace un año, en esta misma sala, Hernán condujo su último acto institucional, poniendo lo que no tenía, sacando fuerzas del amor que tenía por la rehabilitación, el deseo infinito de ayudar.

Pasaron 10 meses desde que Hernán, ese ser extraordinario,en el sentido de fuera de lo común, un gran líder, mi mejor amigo desde hace 30 años, fundador y presidente de esta casa, partió. Nos dejó. Pero nos dejó armados, juntos, con este equipo joven, potente, comprometido, lleno de excelentes personas y excelentes profesionales.

Pasamos por una profunda tristeza,  miedo , mucho dolor . Solo teníamos la convicción de que la fundación, su obra,  su misión, su mensaje de vivir felices, como siempre decía… la mayor transgresión es ser feliz, debía seguir adelante. Y acá estamos. Fuertes, en pie, con la alegría de poder hacer esta fiesta de graduación, de que la vida sana, con valores, con límites, le gane la batalla a la droga, la mentira , el sufrimiento, y la muerte.

Hernán nos enseñó a cuidarnos, a cuidar la casa, los afectos, los procesos, las individualidades. Y esta es una casa que sabe cuidar y cuidarse.

Al principio, nos cerramos para cuidarnos. El equipo,estaba triste, devastado . Nos fuimos sobreponiendo, siempre sin abandonar el cuidado de los residentes en tratamiento. Entre todos, pares de este inmenso dolor fuimos avanzando, juntos, apoyándonos . La comunidad entera San Carlos se comprometió. Equipo, residentes, graduados, familias y amigos todos juntos, nos fuimos poniendo de pie. Y llegamos a este día, donde 5 hombres y una mujer se gradúan, terminan su tratamiento, felices, viviendo cada uno su vida y buscando sus sueños y realizaciones. Con una comunidad en crecimiento, con la admisión llena de personas deseosas de cambiar, y el anhelo de todos de poder graduarse, cada uno a su tiempo.

Harry se fue joven, pronto, pero repartió entre todos nosotros, todo este teatro lleno de gente, y mucho más,su amor, su saber, su magia, su diamante. Les quiero proponer, elegir quedarnos con el privilegio y la gratitud por el tiempo compartido, por haberlo conocido, por haberlo sentido con toda su pasión y entrega a la recuperación de adictos en búsqueda de una vida feliz, y no pararnos en el egoísmo de que se fue, nos dejó. Vivamos el privilegio de habernos cruzado con el,de haber aprendido con el, de habernos reído. Acá sigue estando. Su mensaje, su enseñanza, su energía , la sentimos todos. En cada Asamblea, en la casa, en las primeras entrevistas, en Cañuelas, hoy mismo, acá. El diamante del que hablaba siempre, que recibió en su rehabilitación, y que sentía la enorme necesidad de compartir, con cada loco que llegaba en búsqueda de ayuda. Ese diamante lo repartió entre todos nosotros. En cada uno de esta sala. Todos guardamos momentos, anécdotas, abrazos, encuentros, y los seguiremos repartiendo entre los que vayan llegando y no tengan el privilegio de haberlo conocido en vida.

Su obra sigue

Su espíritu está presente

Su amor y vocación de servicio se siguen y seguirán transmitiendo.

Quiero cerrar,este momento, tomando unos versos del flaco Spinetta, alguien a quien Harry admiraba profundamente

Sos alma de diamante

Aunque tu corazón recircule

siga de paso o venga

Pretenda volar con las manos

sueñe despierto o duerma

O beba el elixir de la eternidad

sos alma de diamante

Bien aquí o en el  más allá

sos alma de diamante

Y aunque este mismo sol se nuble después

sos alma de diamante